LaJicara - Hablemos de Politica IntroArt

HERRAMIENTAS PARA EL ENGAÑO

engao3

En estos días no es fácil saber cuál es la verdad de lo que vemos, escuchamos o leemos ¿Se imaginan cómo será de grande el problema en unos años?

Un grupo de investigadores de la Universidad de Washington, ha logrado hacer un video falso de Obama, en el que han puesto al ex-presidente a decir lo que a ellos se les ha ocurrido. El falso Obama se ve y se escucha muy real y si las imágenes en el video hubieran sido usadas fuera del propósito y con otro discurso, habrían podido engañar a cualquiera.   ver el video en   https://www.youtube.com/watch?v=AmUC4m6w1wo

¿Cómo podría alguien saber que un video que se ve así de real es falso si su autor no lo confiesa?¿Cómo saber de ahora en adelante, que el video que vemos o escuchamos es real o falso?

Un artículo de BBC explica sobre el video aludido: "Aplicando inteligencia artificial los investigadores lograron crear una red neuronal artificial que simula su boca y básicamente puede hacer coincidir cualquier audio del expresidente con su modelo virtual"

Es algo que pica y se extiende. En breve, la web estará llena de videos muy realistas, conteniendo falsos Trump o falsos Putín o falsos cualquiera, discursando a favor o en contra sobre cualquier cosa según convenga al manipulador, y claro, nadie advertira que lo que vamos a ver es falso. Los pondrán para exaltar ánimos, manipular sentimientos, cambiar la opinión sobre diferentes asuntos, provocar odios, dividir aún más esta sociedad.

Se imaginan la cantidad de gente convencida escribiendo miles de comentarios, ofendiendo, denigrando, destruyendo. Creyéndose de inicio a fin lo que el manipulador ha inventado.

El mismo artículo de BBC, transcribe la opinión de Ira Kemelmacher, profesora asistente del Departamento de Ciencias de la Computación e Ingeniería de la misma universidad: "Lo interesante de crear esta tecnología es que una vez la entendemos, también podemos saber cómo darle vuelta. Y de esa forma podemos crear métodos para distinguir cuando un video ha sido manipulado"

Seguramente alguien desarrollará programas para encontrar la manipulación, pero aún si esos programas fueran accesibles, difícilmente serían una solución, pues no todos se interesarían en buscar la verdad.

Lo más triste de esto es que, aunque los usuarios de la red llegaran a saber que son videos falsos, sólo unos pocos estarán preocupados por el efecto desencadenante, el resto no encontrará problema y contrario a lo razonable, dirán que la publicación es graciosa o creativa o atrevida y abrirán la llave del "compartir" para que la mentira se desparrame.

Cada día la tecnología ofrece más y más herramientas informáticas que propician el engaño. Las mentiras son lanzadas al ciberespacio por sus creadores y luego otros las distribuyen sin ningún sentido de responsabilidad, creando una percepción de la realidad alterada o falsa. Es igual a una droga destructiva que se lanza al consumo masivo y gratuito.

Alguien podría refunfuñar: ¿Y que acaso se puede evitar?. Seguramente no. Y eso es lo preocupante. 

Es tan difícil encontrar la verdad. Hoy hasta los grandes medios caen en las trampas, y lo peor es que a veces caen voluntariamente y con toda la conciencia. Los sitios falsos, las noticias falsas, las imágenes falsas, abundan. Y los que reciben la supuesta información, aun cuando tengan conciencia del contenido falso, la aceptan complacientes y la distribuyen sin comprender el daño. Mentiras disfrazadas de información, ética ausente, voluntad vendida. Medios que si les conviene se vuelven distribuidores o inventores del engaño.

La historia reciente nos cuenta que fue de esta manera, con tecnologías y métodos mucho menos engañosos que los del video aludido, que se crearon guerras como las de Iraq y Siria, y desaparecieron (casi) a países como Libia. Los métodos de engaño abundan. Manipulan la verdad para convertirla en desinformación o simplemente la ocultan.

En la actualidad, el valor de la VERDAD casi ha dejado de ser el norte de los que manejan la pauta de la información. Los inescrupulosos la convirtieron en un recurso comerciable y descartable. En el balance, son muchos los que engañan y pocos los que se encargan de desenmascararlos. ¿Se imaginan cómo será el futuro?

Juan Ramón Falcón

 

UnderC2-Remodelacion2